Tangueando

Orígenes del Tango «Yo soy del 30» (por Eduardo Sibilin)

Eduardo Sibilin y César, en Rosario

El rosarino Eduardo Sibilin tuvo la amabilidad de enviarme lo siguiente: Te cuento una anécdota poco conocida que tiene como uno de sus protagonistas al “gordo” Aníbal Troilo. El actor Héctor Méndez, escribió una letra de tango y como eran amigos, se la dio a Pichuco para que la musicalizara.Pasó el tiempo y no aparecía, entonces le pregunta a Troilo: “Le hiciste la música al tango que te di”, a lo que el “gordo” le contestó que aún no. Entonces Méndez le dice: “Dale gordo, que mi vieja lo quiere escuchar”. Y hablarle de la vieja a Pichuco fue todo, ya que a los pocos días le escribió la música y apareció el tango “YO SOY DEL TREINTA”.

 No termina acá. Resulta que antes de ser editado, Troilo lo graba con la voz de Tito Reyes, pero por pudor o vergüenza no le hace cantar los primeros cuatro versos de la segunda parte, donde Troilo es nombrado:

Yo soy del tiempo que Enrique Muiño

Que Enrique Muiño, me enseñó el truco,

Y desde entonces, y desde entonces

Yo sigo siendo fiel a Pichuco.

 

Tampoco grabaron esa cuarteta ni Pugliese con Abel Córdoba ni Edmundo Rivero.

Cuando se editó la partitura, sí la cantaron Tita Merello, Elsa Rivas y Claudio Bergé (además de otros artistas). Esto habla de la personalidad de un grande como fue Aníbal Troilo “Pichuco”.

 

 YO SOY DEL TREINTA                                                                                                                                  Letra : Héctor Méndez –  Música : Aníbal Troilo

 

Yo soy del treinta. Yo soy del treinta

Cuando a Yrigoyen lo embalurdaron,

Yo soy del treinta. Yo soy del treinta

Cuando a Carlitos se lo llevaron.

Cuando a Corrientes me la ensancharon,

Cuando la vida me hizo sentir…

Yo soy del tiempo que me enseñaron

Las madrugadas, lo que es sufrir,

Y desde entonces tuve de amigos

A Homero Manzi y Discepolín.

 

Y así he vivido

Sin claudicar,

A veces bien…

A veces mal…

Yo soy un cacho de Buenos Aires

Hecho a cortada y diagonal.

 

Yo soy del tiempo que Enrique Muiño

Que Enrique Muiño, me enseñó el truco,

Y desde entonces, y desde entonces

Yo sigo siendo fiel a Pichuco.

 

Cuando la mano bien se apretaba

Cuando eran pocos los que fallaban…

Yo soy del tiempo que me enseñaron

Muiño y Alippi lo que es vivir…

Y desde entonces con ellos quiero

A Homero Manzi y Discepolín.

About author
César José Tamborini Duca, pampeano-bonaerense que también firma como "Cronopio", es odontólogo de profesión y amante de la lectura y escritura. Esta última circunstancia y su emigración a España hace veinte años, le impulsaron a crear Pampeando y Tangueando y plasmar en él su cariño a la Patria lejana.
Articles

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.