Gastronomía

Puchero Criollo y Bife a Caballo «Doña Luisa»

¡Al ataque!

Puchero criollo y “Bife a caballo Dª Luisa”: Hay comidas que nacen por mor de las circunstancias que rodean su advenimiento, como puede ser la abundancia natural de un producto o el cúmulo de personas que realizan una determinada tarea, como es el caso del ganado bovino en Argentina y las tareas ganaderas con él relacionadas, que facilitó la creación del  ”asado” en sus distintas variantes: una estaca, una parrilla… distintos cortes de carne.

Puchero criollo. En otras ocasiones nace como herencia cultural de la masiva inmigración de italianos y españoles que arribaron al territorio argentino en los siglos XIX y XX teniendo un clarísimo ejemplo en las pizzas y las pastas; o  en el “puchero”, que de denominar en España a la vasija o recipiente para cocinar por ejemplo un “cocido” o la famosa “olla podrida”  que menciona el Quijote Cervantino, pasó a nombrar una comida que fue muy clásica en el campo, en la restauración argentina. Herencia cultural a la que se agrega, en el momento de creación culinaria, la abundancia y consiguiente baratura de productos, a los que hoy no es tan fácil acceder y lleva a su casi anecdótica elaboración.

A servir el puchero

Cocina ‘e chacra

Los ingredientes deben ser muy variados y abundantes; en la reunión de amigos del día 6 de abril fueron: zapallo (o calabaza), patatas, batatas (o boniatos), zanahoria, trozos de carne vacuna con hueso*, choclo (el maíz, fresco, con su marlo), todo ello puesto a cocer un par de  horas en el recipiente a utilizar, que generalmente tiene que ser grande si hay muchos comensales y por la abundancia de productos, con agua y un puñado de sal gruesa, a gusto; el choclo para su justo punto se agrega faltando 10 o 15 minutos para sentarse a comer porque su cocción es muy rápida. Y si la cocción se realiza en una cocina “económica” persiste el genuino sabor del campo argentino.

Y que no falte el palique

 

los amigos ¡presente!

 

 

 

 

 

 

 

*es muy utilizado en Argentina el Osobuco, y su precio es accesible, pero en España es un corte caro por lo que se puede utilizar falda con hueso o churrasco cortado en trozos;  una variante es la que dio nombre a un tango, “Pucherito de gallina”, que podemos escuchar en la versión de Edmundo Rivero.

 

Bife a caballo Dª Luisa. El bife a caballo es otro ejemplo de la gastronomía argentina, muy sencillo de preparar porque consiste en un bife (filete) hecho a la plancha sobre el que “cabalga” un huevo frito. No hacen falta demasiadas explicaciones. Pero yo me referiré al postre, y lo hago en honor al recuerdo de mi madre Luisa «Muñeca» Duca.

Era muy buena cocinera y repostera y le gustaba innovar e inventarse platos. Honestamente debo decir que en las únicas ocasiones que comí o que oí mencionar este postre fue en casa de mis viejos, razón por la que atribuyo (porque lo intuyo, ya que me es imposible ahora averiguarlo) que fue su creación y lo llamaba “bife a caballo” por su apariencia; le agrego el “doña Luisa” porque creo merecedor lleve su nombre.

Bife a caballo Dª Luisa

Se requieren solo 3 ingredientes: dulce de membrillo (cuanto más oscuro, mejor), nata batida que esté espesa, y mitades de duraznos (melocotones) al natural; si éstos son muy grandes, se los puede “rebanar” para disminuir su altura y su circunferencia.

Se cortan lonchas de dulce de membrillo de forma tal que se asemeje a un bife (filete), sobre él se coloca nata batida tal como si fuese la clara de huevo y, al colocar en su centro la mitad del durazno el conjunto se asemeja a un huevo frito sobre un bife, y podemos disfrutar de un rico y económico postre. ¡Buen provecho!

César Tamborini Duca

About author
César José Tamborini Duca, pampeano-bonaerense que también firma como "Cronopio", es odontólogo de profesión y amante de la lectura y escritura. Esta última circunstancia y su emigración a España hace veinte años, le impulsaron a crear Pampeando y Tangueando y plasmar en él su cariño a la Patria lejana.
Articles
Related posts
El origen de las palabras

SÍNDROME DE DIÓGENES Y CREMATOMANÍA (O “cuando los opuestos se encuentran”)

Diógenes Acababa de escribir el artículo sobre el “Síndrome de Diógenes”, cuando para mi sorpresa recibo un correo del Dr. Alposta con…
El origen de las palabras

Bataclana. (El origen de las palabras, Nº 33)

PAMPEANDO Y   TANGUEANDO. Director-editor: César J. Tamborini El término bataclan es de origen francés, significa cachivache, bártulos, chirimbolos, cosas de escasa importancia….
Lunfardo

El lamento del canfinflero

El Lamento Decía Edmundo Rivero en su libro “Una luz de Almacén” que en los viejos versos de burdel han quedado muchas…

4 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.