Tangueando

Enrique Delfino

ENRIQUE DELFINO  (1895-1967)

Enrique Pedro Delfino nació en Buenos Aires el 15 de noviembre de 1895 en una de las esquinas más tradicionales de la ciudad, Avda. Corrientes y Paraná. Era la sede del Teatro Politeama, en cuyo escenario se representaban óperas, de modo que creció en un ambiente musical.

En la segunda década del siglo XX es cuando el tango comienza a definirse musicalmente y en cuya conversión se encuentran interpretes de bandoneón, violín y piano con una impecable formación académica, entre los cuales debe mencionarse a Osvaldo Fresedo, Julio de Caro, Juan Carlos Cobián y Enrique Delfino. Éste fue un pianista refinado que contribuyó a la evolución del tango en esas etapas tempranas.

Viendo sus inquietudes, sus padres lo envían a Turín, en Italia, a cursar estudios musicales, regresando a los 15 años con conocimientos que lo convirtieron en uno de los más prodigiosos músicos de tango.

Fue un destacado compositor que puso música a tangos escritos por Alberto Vaccarezza, Manuel Romero, Luis C. Amadori, Mario Rada, José González Castillo;  y también letrista de tango, escribiendo más de doscientos entre música y letra.

Entre otros podemos mencionar: Re Fa Si, Milonguita, La copa del olvido, Al pie de la Santa Cruz, Ventanita florida, Aquél tapado de armiño, Sans Souci, Griseta, Dicen que dicen, Araca la cana, Palermo, Talán Talán, No le Digas que la Quiero, Otario que andás penando, El apache oriental, Padrino pelao, Agua Bendita, Araca Corazón, Recuerdo de Bohemia, Ventanita Florida, Haragán, Lucecita de mi Pueblo, Guapo y Varón, Claudinette, etc.

Muchos de éstos, grabados por Gardel; además participó como músico en la película “Luces de Buenos Aires”, cuando en su gira por los escenarios de Londres, San Sebastián, Madrid y París se encontró con “El Zorzal Criollo”.

Fue un profundo conocedor de las claves musicales: teoría, contrapunto y armonía. Eximio pianista, admiraba a Wágner, Puccini y Verdi.  La técnica más depurada de Delfino era la que convenía para la letra que José González Castillo, de clara inspiración romántica, escribió para “Griseta”; sin las huellas de los compadritos canyengues sus líneas melódicas aportan delicadeza.

Integró el conocido como “Cuarteto de los Maestros” junto a Osvaldo Fresedo, “Tito” Rocatagliata y Agesilao Ferazzano. Reconocidas sus dotes de ejecutante virtuoso,  cuando Osvaldo Fresedo recibió una invitación para grabar en Nueva York, en la central de RCA, lo incluye a Delfino; en ese lugar graban como “Típica Select”, un sexteto en el que se incluyen el violinista Luis A. Infantes y el cellista Alfredo Lennartz y logran un gran suceso en un sitio donde el tango sonaba como algo exótico.

Al regresar de Nueva York amplía su producción musical para obras del teatro y el sainete y crea con letra de Samuel Linnig el tango Milonguita, que será considerado el primer tango-canción, siendo incluida en el repertorio de la famosa cupletista Raquel Meller, que se encontraba actuando aquí y posteriormente la difundió por el mundo.

Algunos lo consideran el creador del tango canción, otros dicen que lo que hizo fueron innovaciones en él. De lo que no hay duda es haber sido uno de los creadores del tango romanza. El eco de su obra autoral, lo llevan a crear con otros grandes Cobián, Geroni Flores y Fresedo, un nuevo sub género tanguero: Tango Romanza. Griseta no es el primer tango romanza aunque sí el primero que se publicó con esa denominación.

Sus composiciones instrumentales continúan a la par de su producción teatral y así con letra de Vacarezza, publican Padre Nuestro, por 1922, donde se estrena en el teatro con la voz de Azucena Maizani. En ese entonces los tangos eran cantados en los escenarios por tonadilleras o cupletistas.

En la misma época que con “Mi noche triste” Contursi incorporaba una letra con argumento en el tango, dando nacimiento al tango canción, Enrique Delfino compuso “Sans Souci”, iniciando así juntoal creador del tango “Salomé”, Juan Carlos Cobián, esa tendencia innovadora que se llamó “tango romanza”por estar inspirado en las arias italianas, viejas romanzas de carácter tierno y sencillo. 

Cátulo Castillo dijo de él: «DELFINO tiene el misterio en sus manos recorriendo el teclado irónicamente y demuestra su potencia expresiva”. Opinión de un notable poeta.

Falleció en su casa de Flores, en la misma ciudad porteña que lo vio nacer,el 10 de enero de 1967.

Un bellísimo tango de Enrique Delfino, en una maravillosa versión de Aníbal Troilo, con un magnífico arreglo de Argentino Galván y la voz de su cantor Alberto Marino, conocido como la «Voz de Oro del Tango”, extraído de una transmisión de LR3 Radio Belgrano.

RECUERDOS DE BOHEMIA                                                                                                                

(Letra: Manuel Romero – Música: Enrique Delfino)

Fui tu amor primero tu Manón y tu Griseta,
fui la inspiradora de tus sueños de poeta,
fui la compañera
lírica y sincera
fuente de entusiasmo y de fervor.


Hoy que ya has triunfado me separo de tu vida.
Hoy me haces a un lado de tu senda florecida.


No te apiada mi dolor
y de la gloria en el dintel
olvidas que te dio el laurel
mi amor.

Dime por qué, por qué olvidar
que yo hice florecer
tu primavera.
Por qué
tu corazón me abandonó.
Por qué
tu mano me alejó.
Dime por qué, por qué, dejar
a quién te dio su ser
su vida entera.
Por qué
pagaste así cruel con tu rigor
todo mi amor.

Vuelve a mi recuerdo tu bohemia de estudiante.
Yo a tu lado siempre como madre y como amante.
Lámpara encendida
fui para tu vida
cántico de fe para tu ardor.
Hoy dominan tu alma la ambición y las pasiones,
corres embriagado tras de nuevas ilusiones.
Mas si un día de dolor
te hiere el latigazo cruel,
no olvides que te espera fiel
mi amor.

Orq. Aníbal Troilo, arreglos de Argentino Galván; canta Alberto Marino. Duración 8.06 min:

Orq. Aníbal Troilo, arreglos de Argentino Galván; canta Alberto Marino. Duración 5.15 min:

César J. Tamborini Duca

Fuentes:

-“Tangocosas”, de Julio César Onetti

-“El tango tiene su historia”, de Rubén Pesce

-Wikipedia

-Con respecto al tango “Milonguita” (Esthercita) se encuentra explicado en el siguiente enlace:

http://pampeandoytangueando.com/tangueando/milonguita-esthercita/

About author
César José Tamborini Duca, pampeano-bonaerense que también firma como "Cronopio", es odontólogo de profesión y amante de la lectura y escritura. Esta última circunstancia y su emigración a España hace veinte años, le impulsaron a crear Pampeando y Tangueando y plasmar en él su cariño a la Patria lejana.
Articles

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.