Tangueando

Con permiso, soy el tango (XIV)

Tangueando

Con permiso, soy el tango (XIV)

a tortazo limpioHoy mi chamuyo no es lungo ni diquero, es pa’ batirte bien debute
que me se enyenó el balero con una bronca fulería por causa de una
mamúa; y de paso batirle al manyamiento a los gilastrunes, otarios,
chabones y farabutes, pa’ que sepan que…

 
TORTAZOS EN VILLA ARIZA (I)

Comenzaron los tortazos

por una mina canchera

nacida por Balvanera

y amante del escolazo.

 

Pirajusió pa’ la Boca

escolaseando en amores

suscitando amplios fervores

cuando no fulera bronca.

 

Allí conoció a un cafishio

del ambiente escrutador

titulándose ‘dotor’

del escabio; …y era un mishio.

 

Para relojear la pampa,

del conventillo boquense

se piró para el Oeste

…y dejó al reo en guampa.

 

Aprovechando su estampa

se arrimó a un camandulero

y en coyunda del ladero

farabutear quiso a un pampa.

El jovie que estaba en pedo

dejando a un costa’o el caño

les batió ¡esto es escarnio!

peló el envenao chairado

haciendo un feite a un tarado

que se metió en el enredo.

 

El veinteañero atorrante

y la minushia tanguera

viendo la cosa fulera

se ganaron… pa’l espiante.

 

El pampa estaba dormido

-por efecto de la curda-

cuando apareció el canero

y en medio del entrevero

¡rajemo! gritó otro curda

y la trifulca a la gurda

…acabó con un ronquido.

 

About author
César José Tamborini Duca, pampeano-bonaerense que también firma como "Cronopio", es odontólogo de profesión y amante de la lectura y escritura. Esta última circunstancia y su emigración a España hace veinte años, le impulsaron a crear Pampeando y Tangueando y plasmar en él su cariño a la Patria lejana.
Articles

4 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *