Relatos y crítica literaria

“1984”, de George Orwell

P&T  – pampeandoytangueando. Director-editor: César J. Tamborini

“1984”, de George Orwell.  Crítica literaria  (Nº 31).

¡Qué novela de sabor arcaico! Pese a ser escrita con sentido futurista  adolece de esa visión; no comprendo cómo “1984” pudo tener una acogida tan favorable, cuando utiliza argumentos tan anticuados; mientras lo futurista se resuelve con candidez, sin imaginación para crear un mundo mucho más tecnológico en el que no cabrían, p. ej., los SELLOS DE CORREO que menciona en la pág. 30.

Y la reiterada mención al reloj de 12 horas queriendo significar lo anticuado que era (parece querer decir: “ahora se fabrican de 24 hs.” ¡Qué cursilería!

Términos como “el hablescribe” en lugar de dictáfono; “telepantalla” en vez de videocámaras (o de sensores de presencia, o pantallas de PC que en esos años ya existirían en altos niveles de la Inteligencia de ciertos países); “bomba-cohete” en lugar de misil: cuando escribió la novela era éste el futuro, mientras la bomba-cohete era el pasado de las V1 y V2 alemanas con la que los nazis bombardeaban Londres.

Lo único mas o menos interesante (no totalmente) se encuentra a partir de la pág. 144 bajo el título La guerra es la paz, por algunas consideraciones filosóficas. Pero nada para “tirar cohetes”.

Además si por un lado la fantasía orwellana demuestra la debilidad humana cuando al final de la trama el héroe de la misma se convierte en anti héroe al traicionar a su amada para salvar el pellejo, por el otro se queda corto en la deshumanización de la especie, si se compara con la actual, donde la tremebunda desigualdad origina tantos conflictos sociales.

En resumen y según mi punto de vista, muy entretenida para llevar a la playa pero poco más, pese a su originalidad que fue tal vez el motivo de su trascendencia.

por César J. Tamborini Duca

About author
César José Tamborini Duca, pampeano-bonaerense que también firma como "Cronopio", es odontólogo de profesión y amante de la lectura y escritura. Esta última circunstancia y su emigración a España hace veinte años, le impulsaron a crear Pampeando y Tangueando y plasmar en él su cariño a la Patria lejana.
Articles

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.