Caleidoscopio

«Regreso del futuro» y el «Charango»

 regreso del futuro 1

“TODO CUANTO OCURRE ES UN SIGNO DE ALGO QUE OCURRIRÁ». Séneca

No tiene sentido, no viene al caso, que en esta ocasión relate el viaje al pasado que con la idea de matar a su chozno abuelo realizó el personaje de mi artículo “LISANDRO Y LOS RELOJES BLANDOS DE DALÍ”.   http://pampeandoytangueando.com/general/lisandro-y-los-relojes-blandos-de-dali/

Por supuesto que Lisandro no cumplió su objetivo, si lo hubiera logrado él no podía haber existido, y al no existir no podía realizar ese viaje, con lo cual su chozno sobrevivió y él pudo ser engendrado y, en consecuencia, pudo realizar el viaje, pero… Claro que esta reiteración incongruente sería similar a la paradoja de “Demócrito y los abderitanos” que menciona Borges.

De todos modos deseo destacar algo que descubrí y no mencioné en el relato de ese viaje al pasado, los orígenes del “charango”.

Es un instrumento musical de cinco cuerdas dobles, propio de la zona andina, utilizado para musicalizar el folklore del Perú, Bolivia y el norte de Argentina. La caja se confecciona con la caparazón de una “mulita” (“Peludo” o “Piche”, nombre con el que conocen los gauchos al armadillo cuyo nombre científico es “Dasypodidae”), un mamífero desdentado, con caparazón de capas córneas yuxtapuestas de origen americano.

Los mapuche lo conocían como “Huetel”. Observando la imagen comprenderán porqué los gauchos lo llamaban ‘peludo’.

Lo que yo conocía por distintas lecturas  respecto al charango, le asignaban un origen europeo, y se mencionaba como antecesor la mandolina, como también la vihuela, pero sin certeza, había mucha incertidumbre. Ese viaje al pasado me permitió, al llegar al año 450 (a.C.) aproximadamente, conocer las obras que se representaban en la antigua Grecia, entre otras las de Eurípides que menciona la “Lira”, a la que atribuye estar confeccionada con una caparazón de tortuga sobre la que se extendía una piel de buey. Creo que esa descripción es la que más se acerca a un charango, y se puede leer en las “Tragedias” del autor griego, sin necesidad del engorroso viaje mío.

charango

Viaje al futuro, y retorno.

Para abreviar, solamente les aclararé que –utilizando la misma tecnología que Lisandro- pude realizar un viaje al futuro con la intención de conocer el mundo que quedaría tras el devastador virus “coronado”. El resultado fue espeluznante, aterrador. Para los descreídos, les ruego observar las fotos de lo que me encontré en el futuro, y puedo mostrar al regresar del mismo. Todo el planeta era una mustia naturaleza, devastado como nos imaginamos ocurriría por el cambio climático. La única prueba que puedo proporcionar, son las tres imágenes que ilustran mi comentario.

regreso del futuro 2 regreso del futuro 3

About author
César José Tamborini Duca, pampeano-bonaerense que también firma como "Cronopio", es odontólogo de profesión y amante de la lectura y escritura. Esta última circunstancia y su emigración a España hace veinte años, le impulsaron a crear Pampeando y Tangueando y plasmar en él su cariño a la Patria lejana.
Articles
Related posts
Tangueando

Evolución del tango (III). Borges, Carriego

Anteriormente esbozamos un itinerario casi desde sus orígenes de esta música popular Argentina en etapas evolutivas del tango (I) y (II). Decir…
Tangueando

TANGOS... CON ARTISTAS ESPAÑOLES

PAMPEANDO Y   TANGUEANDO. Director-editor: César J. Tamborini Tangos… con artistas españoles. (Tangueando Nº 69) enero del 2021 En algún artículo anterior vimos…
General

REPORTAJE AL MUSICO Y CANTOR JUAN SOSA

PAMPEANDO Y   TANGUEANDO. Director-editor: César J. Tamborini. Mes de Septiembre del 2020 REPORTAJE A JUAN “Chango” SOSA (Tangueando, Nº 66) -Pregunta: Juan,…

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.