El autor

Cronopio

Odontólogo de profesión y escritor tardío, César J. Tamborini Duca nació en Pehuajó, en el centro de la llanura pampeana (Argentina) en abril de 1943. La trayectoria literaria es breve pero rica en matices culturales; artículos suyos fueron publicados en la Revista Raíz Argentina (Madrid), en el Diario de León, en Imagen Argentina (New Jersey, EE.UU.) y en la Revista Argentinos de León (de la cual fue su fundador y Director hasta el número publicado en febrero de este año), entre otros.

Finalista en el Concurso Literario del Diario de León con “La Extraña Paradoja de un Reloj sin Tiempo” (XXIII Premio de Relatos Breves) y “El día que murió Borges” (XXIV Premio de Relatos Breves) publicados ambos en “Filandón”, suplemento literario de dicho periódico.

Su inclinación hacia la filología hispano-argentina lo motivaron para escribir su primer libro, “CHE (lunfardiadas)” con el que pretendió hacer conocer una serie de términos y giros idiomáticos utilizados en su país de origen para servir de guía a los españoles que decidan “saltar el charco” y como fuente de consulta a tantos argentinos que emigraron a la Madre Patria.

En su obra poética destacamos las poesías “De Gesell a Udaondo” publicada en 2001 en el libro de poesías MAÑANA LUMINOSA y “Tiempo de Amor” en 2002 en el libro PENUMBRA Y AMANECER.

Suele firmar algunos de sus artículos con el pseudónimo cronopio como un homenaje a uno de sus autores preferidos, Julio Cortázar.

Como homenaje al Bicentenario de la Revolución que en Mayo de 1810 dió comienzo a la emancipación de su tierra, decidió publicar “Pasión y Muerte de Nuestro Señor de las Pampas”, rindiendo tributo de admiración al pueblo Mapuche, poderoso imperio que con sus distintas tribus se extendían desde el Atlántico hasta el Pacífico abarcando el sur de las provincias de Santa Fe, San Luis, Córdoba, Mendoza y la totalidad de las provincias de Buenos Aires, La Pampa y Neuquén, y las correspondientes provincias chilenas; y Río Negro hacia el sur, extendiéndose hasta donde lo permitía su densidad demográfica.

El mestizaje producido entre indígenas y españoles, antes de las grandes migraciones de los siglos XIX y XX que dieron lugar al cosmopolitismo argentino, fueron el germen de la nacionalidad argentina.

El blog incluye varios de los artículos mencionados con el agregado de otros inéditos para la divulgación de los valores argentinos, fundamentalmente referidos a la llanura pampeana y al tango.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR